Un cadáver exquisito (5)
Robert Frank
Conocido por su indiscutible aportación a la fotografía de mediados del siglo veinte. A finales de la década de los cincuenta, en el mismo momento en que empezaba a ser reconocido profesionalmente, abandonó temporalmente la fotografía para convertirse en cineasta. Uno de sus trabajos más populares es el videoclip de Patti Smith 'Summer Cannibals'.

Fotografía de Robert Frank usada como portada de su mítico libro 'The Americans'. Grove Press Inc. New York, EE.UU. 1959



U.S. 90, route to Del Rio. Texas, 1955. The Americans
 
“…Después de ver estas imágenes, terminas por no saber si un jukebox és más triste que un ataúd.” Introducción de Jack Kerouac

Un cadáver exquisito (1) JesseJames
Un cadáver exquisito (2) Jack Black
Un cadáver exquisito (3) W. S. Burroughs
Un cadáver exquisito (4) Patti Smith
Un cadáver exquisito (4)
Patti Smith
Leyendo la primera edición, de 1961, de 'The Soft Machine' de William S. Burroughs


'Summer Cannibals'. Patti Smith. Vídeo dirigido por Robert Frank



Un cadáver exquisito (1) JesseJames
Un cadáver exquisito (2) Jack Black
Un cadáver exquisito (3) W. S. Burroughs
Entrega de 4.833 al Rector de la UOC Josep A. Planell


Con Teresa Fèrriz, Responsable de Nous Projectes de la UOC y Josep A. Planell, Rector de la UOC


Un cadáver exquisito (3)
William S. Burroughs
"Leí por primera vez Nadie Gana en 1926, en una edición encuadernada en cartoncillo rojo. A mí, arrinconado y aislado por las buenas costumbres de la clase media de San Louis, me fascinó aquel atisbo de un submundo de pensiones cutres, salas de apuestas, burdeles y fumaderos de opio, de trenas, desvalijadores, balconeros y campamentos de vagabundos."
"...descubrí un codigo de conducta que me pareció más sensato que las reglas arbitrarias e hipócritas que a mi alrededor eran 'lo correcto'."
"Al leer de nuevo el libro, cincuenta años después, siento una honda nostalgia por un modo de vida que se ha perdido para siempre..."
"Medio siglo más tarde yo iba a usar los personajes y escenas del Buen Libro Rojo, citando la prosa de Jack Black de memoria, palabra por palabra a veces; y, cuando recuerdas un pasaje después de cincuenta años, es que debe de ser bueno"
William S. Burroughs. Del prólogo de Nadie Gana



Primera edición a la que se refiere Burroughs. El texto se publicó originariamente por entregas en el diario San Francisco Call, en el que trabajó Jack Black de documentalista tras abandonar el mundo delictivo hacia el final de su vida.

Un cadáver exquisito (1)
Un cadáver exquisito (2)
Un cadáver exquisito (2)
Jack Black
"Un día de tormenta salí de la oficina de correos y, cómo de costumbre, le pasé el periódico a Tommy, que casi siempre me lo devolvía tras mirar únicamente los titulares. Pero ese día encontró algo que le llamó la atención. Se puso las riendas entre las piernas y las cruzó. Yo me senté a su lado, sacudido por las ráfagas de viento. Él leyó y leyó, una columna tras otra, y después pasó a una página interior, batallando con el periódico contra el aire. Por fin, tras lo que me pareció una hora, lo dobló con cuidado y me lo devolvió.
- ¿Hay buenas noticias hoy, Tommy?
- No chaval, nada de buenas noticias. Malas noticias, espantosas, horribles -hablaba con temor, con una voz que transmitía reverencia-. Horribles noticias. Han asesinado a Jesse Jameslo ha asesinado un traidor a sangre fría."

Del segundo capítulo de 'Nadie Gana'. Jack Black, 1926

Black en una fotografía de ficha policial


Portada de la edición en castellano de 'Nadie gana', prólogo de W. S. Burroughs
Ediciones Escalera 2010.


Un cadáver exquisito (1)
Un cadáver exquisito (3)
Un cadáver exquisito (1)
Jesse James

Jesse Woodson James
Missouri
5 de septiembre de 1847 - 3 de abril de 1882

El integrante más famoso de la banda de asaltantes James-Younger fue asesinado a traición de un tiro por la espalda a manos de Robert Ford, un miembro de su banda, quien junto a su hermano Charlie había pactado con el gobernador el cobro de la recompensa a cambio de entregar o matar al conocido forajido. El menor de los hermanos James no era un simple delincuente, icono de un mundo que se desintegraba su cobarde asesinato conmocionó a muchas personas de a pie, como explica Jack Black en su autobiografía delictiva 'Nadie gana'

El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert FordAndrew Dominik. 2007
Banda sonora de Nick Cave y Warren Ellis

Pulsar


Gráfica de 100 pulsos sucesivos del primer pulsar descubierto.
Portada del LP Unknown Pleasures, primer disco de la banda Joy Division. Diseño de Peter Saville




Doble página de la Cambridge Encyclopedia of Astronomy de donde Saville extrajo la imagen para la portada del disco





Recreaciones  en 3D de la gráfica de la Cambridge Encyclopedia of Astronomy



El horóscopo según Walt Whitman
Uno de los actos creativos más interesantes que he visto publicados en un periódico es el que llevó a cabo, durante unas pocas semanas, Antonio Martínez Rosado en el diario Expreso de Guayaquil (Ecuador).
Yo estaba al frente del departamento de Arte y Martínez Rosado, un apasionado periodista recientemente titulado por la Universidad de Navarra, se desempeñaba como redactor. Uno de los trabajos que le encargaron era redactar el horóscopo diario. No se cuanto sabrán de astrología los encargados de esta tarea en la mayoría de las publicaciones, pero Antonio no sabia absolutamente nada. No llevaba demasiado tiempo cuando un día en mi casa, me confeso que aburrido de llenar las mismas palabras el porvenir, había empezado a rellenar las pocas líneas de cada signo con frases hechas, refranes e, incluso, había pronosticado un zodiaco entero con la letra de una canción de Joan Manuel Serrat, allí donde terminaba el espacio destinado a Aries cortaba y continuaba en Tauro, y todos tan contentos.

Me reí a gusto con la ocurrencia. El acto me pareció de una osadía, de una creatividad y de una desfachatez que me enamoró. No tengo la costumbre de leer lo que me depara la fortuna –aunque ahora, a veces, en honor al joven Martínez alguna vez lo hago- pero sospecho que algunos lectores debieron hacerlo. Sea como fuere nadie en el diario se había percatado del nuevo talento narrativo de los signos del zodiaco.
Como directivo del diario solo se me ocurrió una posibilidad: pedirle que me dedicara un horóscopo al completo con uno de mis poemas preferidos.
Algo así fue lo que salió publicado:

Aries
Ni yo ni ningún otro puede caminar por ti ese camino, eres tú quien debe andarlo.
Échate tus prendas al hombro, hijo mío, y yo traeré las mías y apresurémonos;
ciudades prodigiosas y naciones libres nos saldrán al paso.

Tauro
Si te cansas, dame las dos cargas y apoya tu mano en mi cadera, y a su
debido tiempo me devolverás el mismo servicio, por que ya emprendida
la marcha nunca descansaremos.

Géminis
Esta mañana, antes del alba subí a una colina para mirar el cielo poblado,
y le dije a mi alma: cuando abarquemos esos mundos y el conocimiento
y el goce que encierran, ¿estaremos al fin hartos y satisfechos?

Cáncer
Y mi alma dijo: No, una vez alcanzados esos mundos proseguiremos el camino.
Tu también me interrogas y yo te escucho, contesto que no puedo contestar,
tú mismo debes encontrar la respuesta.


Leo
Siéntate un momento, hijo mío, aquí tienes pan para comer y leche para
que bebas, pero después de haber dormido y haberte cambiado de ropa te beso
con el beso del adiós y te abro la puerta para que salgas.

Virgo
Demasiado tiempo has perdido en sueños deleznables, ahora te quito la venda
de los ojos, debes acostumbrarte al brillo de la luz y de cada momento de tu vida.
Demasiado tiempo has vadeado, asido de una tabla en la orilla.

Libra
Soy el maestro de atletas, quien pecho a pecho prueba la mayor anchura del suyo,
prueba que el mío es más ancho, nadie honra mi estilo mejor que el que aprende
en él a destruir al maestro.

Escorpio
El muchacho que quiero no se hará hombre por la fuerza que yo le infunda,
sino por derecho propio, será malo antes que virtuosos por mera conformidad o temor,
el no correspondido amor o el desdén lo harán sufrir más que el filo de un acero.


Sagitario

Enseño a que se alejen de mí, ¿pero quién puede alejarse de mí? Quienquiera
que tu seas, empiezo desde ahora a seguirte, mis palabras golpearán tus oídos
hasta que las entiendas.

Capricornio
No digo estas cosas por un dólar, ni para hacer tiempo mientras llega el vapor,
(tanto como yo, eres tú el que habla, yo soy la lengua que está atada en tu boca
y se mueve en la mía).

Acuario
Juro que bajo techo no volveré a mencionar el amor o la muerte, juro que no me
confesaré sino con la mujer o el hombre que compartan conmigo el aire libre.
Si quieres entenderme llega a las cumbres o a la orilla del mar.

Piscis
Cualquier insecto es una explicación, y una gota de agua o la agitación del mar,
una clave; el mazo, el remo, el serrucho apoyan mis palabras. Ningún cuarto cerrado,
ninguna escuela pueden hablar conmigo.

Me complace pensar que, quizá, gracias al ingenio de Martínez Rosado, las Hojas de Hierba de Walt Whitman ha determinado la vida de algún aries, o géminis, quizá…
Desgraciadamente Antonio es persona en exceso confiada y pensó que otro miembro del staff entendería su gesto como yo lo hice. No fue así y a los pocos días el horóscopo volvió a su vulgar narrativa.


Algunas oraciones breves han sido omitidas y algunos saltos de párrafo y signos de puntuación modificados para que cuadraran las líneas.






Mi viejo y querido ejemplar de Hojas de Hierba lo encontre abandonado por el anterior inquilino, precisamente, en mi casa de Guayaquil.
Traducción de Jorge Luis Borges 
Ilustrado con grabados de Antonio Berni
Diseño Ángel Jové
Duchamp is innocent
Con motivo de la publicación del libro Malofiej10 la SND-E decidió preguntarle a 21 profesionales de todo el mundo relacionados con la infografía cual era, a su entender, el mejor infográfico de la historia. Yo elegí el manual de instrucciones que Marcel Duchamp hizo para el ensamblaje de la que sería su obra póstuma, Étant donnés: 1º la chute d'eau, 2º le gas d'éclairage...

Más imágenes
En abril del 2010 publiqué en La Vanguardia 'Una paradoja hecha puerta', la primera de mis columnas. En ella reflexionaba sobre la intervención que hizo en la puerta de su estudio de la calle Larrey de París

No existe una entidad como 'la mayoría de gente'